Vespa Extreme

Wheels for Life

Vespa Endurance

La protagonista de los viajes en Vespa Extreme es una Vespa 300 GTS preparada para viajar… especialmente para viajar en condiciones invernales. De ahí el nombre con el que ha sido bautizada: Vespa Endurance, en recuerdo de la expedición realizada por Ernest Henry Shackleton en su viaje a al Antártida y cuyo barco se llamaba el Endurance.

El motor de la Endurance es el que viene de fábrica y al que se le ha montado un desarrollo Malossi para que vaya más holgada a velocidades altas. El resto no se ha tocado.
Dispone de dos tomas de corriente extra, una para conectar la pantalla calefactable del casco (un Scorpion EXO-900 Snow), y la otra para conectar algún elemento textil calefactable (en mi caso un chaleco de Klan). Tiene además dos tomas USB para conectar el iPhone y algún que otro gadget.
El GPS va conectado directamente a batería.
Las manoplas calefactables (Bangster) van conectadas también diractamente a batería.
También le he colocado un tester/cargador/mantenedor de bateria (C-Tek)
La iluminación es bastante completa y adaptada a territorios en los que la luz diurna es escasa. Por eso se le ha incorporado varios juegos de focos: un par de focos LED

La Vespa en preparación.

A %d blogueros les gusta esto: